La Diabetes mellitus es un grupo de enfermedades metabólicas caracterizadas por hiperglicemia (aumento de los niveles de azúcar en sangre) que resulta de un defecto en la secreción de insulina, de su acción o de ambas. A largo plazo las consecuencias de estos altos niveles de glicemia se traducen en alteración en la función y daño a largo plazo de varios órganos, especialmente los ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos.

Esta enfermedad, afecta actualmente mas de 463 millones de persona a nivel mundial y se espera que esta cifra aumente a mas de 578 millones para el 2030; esta enfermedad implica un alto costo en su manejo, tanto por los medicamentos que deben usar diariamente las personas que la padecen, como también por el costo de las tirillas que deben usar para la medición diaria de los niveles de glicemia, así como el manejo de sus complicaciones como lo son el pie diabético y la insuficiencia renal entre otras.
Noviembre es el mes de alerta y concientización sobre la diabetes, es importante educar a la población sobre los signos de alarma y factores de riesgo que predisponen a una persona a padecer de diabetes, ya que la prevención y la educación es la primera herramienta para combatir esta enfermedad, la diabetes se desarrolla a lo largo de mucho tiempo y con una evaluación temprana se podrían identificar algunas señales que avisan sobre el riesgo de padecerla.

¿Cuáles personas están en riesgo de padecer diabetes?

– Personas en sobrepeso u obesidad.
– Fumar.
– Prediabetes (glicemia elevada pero no tan alta para ser diabetes).
– Tener familiares diabéticos.
– Sedentarismo (pobre actividad física).
– Edad mayor de 45 años
– Haber padecido de diabetes durante el embarazo.

¿Cómo puedo prevenir la diabetes?

Si tienes uno o más de los factores de riesgos mencionados anteriormente debes tomar acción y hacer cambios en el estilo de vida que llevas, estos pueden disminuir tu riesgo de padecer diabetes a la mitad y/o prolongar por mucho tiempo la aparición de esta. Estos cambios se pueden resumir en: llevar una alimentación saludable, aumentar la actividad física (ejercicio), manejar el estrés. Por eso se conmemora el mes de la diabetes, para concientizar a la población y motivarla a actuar tempranamente buscando una disminución de la alta incidencia de esta pandemia mundial que puede prevenirse.

¡Dejé de comer azúcar para que no me de diabetes!

En varias ocasiones he escuchado esta frase, sobre todo luego de que una persona se entera de que un familiar cercano ha sido diagnosticado con esta enfermedad; y aunque como nutrióloga recomiendo diariamente la disminución del consumo de azúcar en la alimentación diaria, esta no es la única medida que se debe tomar a la hora de prevenir la aparición de diabetes.

El sobrepeso y la obesidad son unos de los factores de riesgo más importantes en el desarrollo de la diabetes, la obesidad no solo se asocia con el consumo de azúcar, sino también con el consumo de grasas y el sedentarismo; sabiendo esto entonces puedes entender que no haces nada dejando de ponerle azúcar al café, si te lo estas tomando con 1 o 2 empanas fritas y te pasas todo el día sentado.

¿Entonces que debo hacer para prevenirla?

Las personas con riesgo de padecer diabetes deben hacer un cambio en el estilo de vida que incluyen bajar de peso, realizar actividad física (ejercicio) 150 minutos de ejercicio moderado a la semana como mínimo; en cuanto a la alimentación se debe llevar un plan nutricional balanceado y completo, enfocándose en las calorías necesarias para la disminución de peso, sin comprometer las necesidades energéticas de la persona, disminuir la ingesta de grasas sobre todo las saturadas, consumir vegetales, frutas, pescados, leguminosas, nueces y granos integrales.

Otros factores de riesgo que se deben intervenir son el alcohol y el tabaco; fumar aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2 por lo que deben dejar este hábito lo antes posible. El alcohol en exceso favorece el aumento de peso y la acumulación de grasa en el cuerpo, por lo que se debe moderar su consumo.

Noviembre es el mes de alerta y concientización sobre la diabetes, el propósito de esto es motivar la educación sobre la Diabetes y sus complicaciones, ya que la prevención es el mejor tratamiento, la Sociedad Americana de Diabetes (ADA) recomienda que toda persona obesa o en sobrepeso, que tenga riesgo de padecer diabetes tipo 2 se someta a un riguroso cambio en el estilo de vida, con una pérdida de 7% de peso y la realización de 30 min diarios de ejercicio, con estos cambios disminuye la incidencia en 58%.

En resumen, además de eliminar la ingesta regular de azúcar en la alimentación, también debemos, disminuir el consumo de grasas saturadas y trans como las que se encuentran en las carnes, embutidos, comida rápida, etc. e incluir las grasas no saturadas como las que encontramos en las nueces y el aguacate; consumir alimentos integrales altos en fibra, limitar el alcohol, jugos comerciales y bebidas azucaradas.

Dra Bianca De Jesús
Nutriólogo Clínico.

Published On: noviembre 5th, 2020 / Categories: Diabetes /